El título es la definición más concreta del término Buyer Persona, ya que identificarlo nos permitirá saber en base a quién, cómo y qué crearemos nuestras estrategias. Encontramos a tu Buyer Persona a través de la recolección de datos cualitativos y cuantitativos de una investigación de mercado, competencia y clientes existentes. El resultado final nos permite conocer a los clientes potenciales, desarrollar contenido de valor que permita captar a la audiencia objetivo; y finalmente conseguir la conversión y el proceso de retención. 

¿En qué nos fijamos para encontrar al Buyer Persona?

Para encontrar al cliente ideal de la marca existen diversos insights relevantes que nos permiten llegar al público objetivo. Algunos de ellos pueden ser:

  • Demografía: los datos básicos de la persona (edad, sexo, ubicación, etc.)
  • Profesión: sobre todo marcas B2B y B2C donde hablan directamente a usuarios que toman decisiones.
  • Psicología: los valores, pensamientos y motivaciones de la audiencia.
  • Potencial necesidad: acá llegamos al punto del dolor, al por qué tu marca impactará en el cliente y qué soluciones le entregamos. 
  • Fuentes de información: dónde se encuentra nuestra audiencia, es decir, a través de qué canal(es) se informa; redes sociales, televisión, radio, páginas web, etc.
  • Proceso de compra: básicamente, cómo nuestro cliente toma decisiones de compra.